17 de diciembre de 2007

En este año... (Parte 1)

Como ya se acerca Navidad y Fin de Año (y como probablemente no tenga mucho tiempo para hacerlo), hoy me voy a dar un minutito para reflexionar acerca de algunas cosas que me han sucedido en este 2007...

Y es que, este año no ha sido tan increíble como el anterior... Si, ya se se... No me ha ido mal ni tampoco me han pasado cosas terribles... Gracias a Dios (esta afirmación es un poco de cajón; creo que todos saben que soy agnóstico y ya no creo en aquello que no se pueda comprobar) el 2007 me ha tratado con suavidad y buen tiempo... Aunque de a ratos no me ha faltado algún enojo o alguna de esas tristezas que suelen aparecer...

Por ejemplo, en este año pude darme el tiempo de volver a ese rinconcito olvidado de mi país solo para ver a esa única persona capaz de sacarme del abismo de la profunda depresión... Si, fueron 3 años de espera e indecisión, un viaje relámpago de 6 horas y media (y muchos deseos de verla!!)... Ella ha madurado; se la nota más responsable, más linda, más adulta... En un par de palabras, más mujer... Aunque solo pude compartir con ella un poco más de media hora, me siento bien pagado luego de verla sonreír nuevamente... No tienen idea la alegría que sentí luego de aquella sonrisa... Para mi, eso fue premio suficiente luego de tanto tiempo...

Además, este año también me dió la oportunidad de reencontrarme con una de esas amigas que nunca se olvidan, a pesar de verla hacer su vida en un sitio tan lejano y diferente como lo es Inglaterra... A pesar de los años, mi niña S sigue siendo tan alegre, sencilla y sincera como cuando la conocí... Es cierto, llegué un poco tarde a su invitación y el par de horas que pude compartir con ella se me pasaron volando, pero me dió tanto gusto volver a verla, abrazarla, contarle mis cosas y que ella me cuente las suyas... y sentir que nuestra amistad no ha cambiado un ápice en todo este tiempo... Debo, pues, agradecer al destino por haberme dado esa oportunidad...

Ven??... Se dan cuenta del por qué no puedo recriminarle nada a este año??... Cosas como esas me han hecho sentir confiado y alegre conmigo mismo, porque puedo ver que mis palabras son verdaderas: "A los buenos amigos no los olvida el tiempo o la distancia... Permanecen guardados en el corazón, esperando el día de volverse a encontrar..."

(Continuará...)

7 comentarios:

Mr. Magoo dijo...

Nunca mi amigo, nunca, al contrario, siempre habra que agradecer, por mas que la amargura nos gane en ocasiones, siempre tendremos muchas cosas que agradecerle a la vida, al tiempo, a la distancia, a la oportunidad, por lo que nos ha dado, y en veces a manos llenas. Un saludo, me da gusto volver por aca, como va el trabajo y los viajes?

W dijo...

Eres puro corazoncito de pollo !!!.... jajajajaja

Besos mi niño Dieguito... que pases una excelente Navidad y que el año que entra sea mil veces mejor !!!!

Tu amiga "vieja" (que no es lo mismo..... jajajaja)

Angeek dijo...

Me da gusto que tu recuento anual sea de felicidad. Esperaremos la segunda parte. Saludos.

Juana Gallo dijo...

Me alegro que haya sido todo tan bueno.
Es lindo ver a los amigos de hace mucho tiempo y sentir como si hubiera sido ayer que se despidieron...

Un abrazo

Chien dijo...

Así es, los buenos amigos siempre estarán y yo lo he comprobado, ahora que estaré unas semanas acá en mi país pretendo encontrarme con algunos buenos amigos para disfrutar (aunque sean horas) de su grata compañía.

Chien dijo...

Hermano creo que no hay palabra de consuelo, pero sólo le digo mi hermano que ànimo, no se ha ido para siempre. Saludos desde mi tierra hermano.

Chien dijo...

Perdón me equivoqué con mi comentario anterior... jajaja sorry... no era para ti.. era para el otro Diego