26 de marzo de 2008

Escondido en mi guarida...

Cuando siento que las cosas se me vienen encima, simplemente me alejo de todos y de todo, me sumergo en el trabajo y las ocupaciones, y me dejo llevar por aquello a lo que siempre he estado acostumbrado: las responsabilidades...

Lástima que aún sea un niño bueno... Porque todavía tengo que esconderme de aquellos que verdaderamente me conocen...

En estos días me percaté de que muy pocas veces intentaría hacer una locura... Dejar las reglas a un lado, pisotearlas, tirarlas a la basura, no es precisamente mi manera de proceder... Muy al contrario, las reglas siempre han guiado mi vida... Pero el exceso de todo es siempre tóxico y perjudicial...

Díganme, amigos míos... ¿¿Cómo diablos hago para dejar de ser ese "niño bueno"??... ¿¿Qué tengo que hacer para volver a salir de mi guarida??...

A veces solo intento escapar...

4 comentarios:

Chien dijo...

Amarrece bien los pantalos,
Alce el pecho
y listo, pa`lante y verá que las cosas que nos pasan a nosotros es nada comparada con la que les pasa a otros, eso es lo que siempre a mí me da ánimo.

Saludos hemanito

Evan dijo...

Ay yo soy igual a vos, a veces digo que quisiera ser menos responsable...

No sé, llevar una vida mas ligth, pero ya estoy formada así.

Te dejo un beso, niño bueno!

PoYo ت dijo...

vistete de mujer y salte por la calle... a un amigo le recomendaron eso...

cuando lo hizo y terminó el ejercicio tenia una seguridad increible... fue espectacular


nos vemos

Andrea y Pierre dijo...

Pues no has pensado en ser presidente argentino?

(les sale bastante bien dejar de ser buenos...)

Y hablando en serio, uno es como es, no? ya vas a encontrar la gente que vaya bien con vos y con las que no tengas que andar jugando a escondidas.
(Sé bueno pero preservate)

un abrazo señor! Y que te puede decir de reglas una jurista?